Paralenguaje

¿Qué es el Paralenguaje?

Aprendemos el lenguaje corporal mucho antes que el paralenguaje (lenguaje verbal) desde que somos apenas unos bebés. Aprendemos sobre gestos mucho antes que conceptos o palabras; nos apoyamos del lenguaje corporal para darnos a entender mucho antes de empezar a hablar.

No es lo que dices, sino cómo lo dices.

Eso es lo que llama la atención de las personas, por lo que tienden a creer lo que tu voz les dice sobre tus palabras.

¿Qué es el paralenguaje?

Paralenguaje es la manera de decir lo que estás diciendo; es decir, todo en tu voz, desde la articulación, nasalidad, acento, tono, rango de voz y resonancia.

Saber cómo se transmite el contenido emocional y la percepción a través del paralenguaje puede ayudar a cualquiera a mejorar sus habilidades de comunicación, ya que el lenguaje corporal (comunicación no verbal) es aún más importante para transmitir un mensaje mediante las palabras utilizadas.

beautiful young woman holding a megaphone

¿Cómo se conforma el paralenguaje?

El Paralenguaje está formado por:

  1. LA ENTONACIÓN O TONO: varía de lo más agudo a lo más grave, según el estado emocional del hablante. Ante una emoción intensa el tono se torna más agudo. Por ejemplo: una persona hablando demasiado fuerte parecerá agresiva y prepotente; y una persona hablando con risas parecerá que no te toma en serio, esta alegre o feliz: influirá mucho dependiendo del tema que estén hablando.
  2. EL VOLÚMEN también expresa la emotividad del hablante. Si tu voz es demasiado fuerte o suave. Una voz de tono alto o bajo transmitirá pistas significativas a los oyentes también. Cuando la voz surge en un volumen elevado, suele ser síntoma de querer imponerse en la conversación, y está relacionado con la intención de mostrar autoridad y dominio. El volumen bajo refleja la intención de que no quiere hacer el esfuerzo de ser escuchada, con lo que se asocia a personas introvertidas.
  3. EL RITMO O FLUIDEZ: Puede ser monótono o variado, lento o rápido, fluído o entrecortado. Un ritmo muy apresurado revela excitación, y no lento da la idea de pasividad; demasiadas intermitencias revelan falta de interés, evasión o nerviosismo en el hablante y obstaculizan la comprensión del mensaje. Lo deseable es un ritmo variado, acorde con el contenido del mensaje.
  4. LA DICCIÓN: es la articulación y pronunciación correcta de los fonemas. Es frecuente su omisión o confusión sobre todo en el habla coloquial, lo que puede afectar la comprensión del mensaje y revela, además, un bajo nivel cultural del hablante. Ejemplo: «no lo llevamos» por «nos lo llevamos», «autoridá» por «autoridad», «haiga» por «haya», «puedanos» por «podamos», «octuso» por «obtuso».
  5. LA CORTESÍA: constituye un lenguaje convencional que se superpone al mensaje para darle mayor eficacia e influir de manera persuasiva en el receptor. Está formado por conductas estereotipadas, como el que un hombre ceda el asiento o el paso a una mujer o a una persona de mayor edad o rango jerárquico; y por clichés o fórmulas verbales establecidas, como decir «salud» cuando alguien estornuda, o hablarle de «usted» a una persona para indicarle respeto.

La respiración es la combinación de la vocalización y elementos físicos porque también podemos vocalizar un sonido mediante el proceso natural de respirar. Por ejemplo, en el caso de admiración o miedo alguna persona puede “respirar” profundamente con la boca. Estas exhalaciones son comunes y pueden enviar mensajes de exhaustividad o cansancio.

¡OJO! Los silencios a menudo pueden poner a las personas incómodas hasta el punto en que querrán decir algo sólo por evitar el silencio, diciendo de vez en cuando más de lo que quisieran.

Finalmente, te recomendamos que aprendas a mejorar tu lenguaje corporal te ayudará a transmitir sensación de seguridad, autoridad y confianza. Tu voz es el mejor instrumento de la comunicación oral y para que puedas transmitir el mensaje con eficacia es necesario tomar en cuenta todos los aspectos anteriores y prestar atención a la importancia que tiene cada uno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *